250
The lodge

Pais posible

PROPUESTAS QUE CONSTRUYEN

Agua y saneamiento para erradicar pobreza

Escrito por 01 Jun,2014

Por: @andresmideros

 

La erradicación de la pobreza se ha planteado como un imperativo categórico. La pobreza es multidimensional, incluso subjetiva en muchos casos. En términos de política pública lograr esta meta requiere identificar condiciones de pobreza (o privaciones), priorizarlas, territorializarlas, contextualizarlas (para que las respuestas sean pertinentes) y desarrollar e implementar estrategias.

 

Para erradicar la pobreza por ingresos hay que pensar la inclusión económica (generar capacidades y generar trabajo digno), cambiar la distribución primaria de la renta (aumentar el ingreso del trabajo, más rápido que el del capital), y consolidar un sistema de protección y seguridad social integral (incluyendo esquemas no-contributivos). Por su parte, el principal determinante de la pobreza por necesidades básicas insatisfechas es el acceso a agua segura y a servicios de saneamiento (gestión integral de desechos sólidos, aguas residuales y excretas). Esto es competencia de los GAD Municipales. Universalizar el acceso a agua segura y servicios de saneamiento se relaciona con el derecho al agua, al hábitat seguro y la vivienda digna, y afecta condiciones de salud (entre ellas, la desnutrición infantil). En definitiva es la vida digna, y quizá la prioridad que se debería establecer desde la sociedad.

 

Aquí dejo algunos datos:

 

Los servicios de agua y saneamiento es una de las dimensiones utilizadas en el indicador de pobreza por necesidades básicas insatisfechas (NBI). Otras dimensiones son: dependencia económica, calidad de vivienda, hacinamiento y asistencia a la escuela de niños y niñas. Un hogar es considerado pobre si se encuentra privado en una dimensión, y pobre extremo si la privación se da en dos o más dimensiones. El porcentaje de hogares en situación de pobreza por NBI cayó de 39,9% en diciembre de 2009 a 34,9% en diciembre de 2013. Quito y Cuenca son las ciudades con menor prevalencia de pobreza por NBI. A nivel regional, la mayor prevalencia de pobreza por NBI está en la costa, y la menor en la sierra.


Tabla 1: Pobreza por NBI (porcentaje de hogares)

agua 1

 

En lo referente a acceso a servicios de agua potable y alcantarillado se tiene que a nivel nacional el 63,0% de hogares cuenta con conexión a alcantarillado a diciembre de 2013 en comparación con el 57,6% a diciembre de 2009. Por su parte, la cobertura de agua por red pública aumentó, marginalmente, de 72,62% a 75,26%. Nuevamente, Quito y Cuenca son las ciudades con mayor cobertura, mientras que a nivel regional la Costa tiene la menor cobertura de alcantarillado y la Amazonía la menor en agua por red pública.

 

Tabla 2: Porcentaje de hogares con servicios de saneamiento

agua 2

 

A diciembre de 2013, un total de 1,5 millones de hogares no cuentan con alcantarillado, mientras que 1 millón de hogares no tiene acceso a agua por red pública. Utilizando costos referenciales se tiene que universalizar la cobertura de estos servicios costaría alrededor de USD 6.800 millones. El beneficio además de garantizar la vida digna y varios derechos del Buen Vivir, se reflejaría en la caída de la pobreza extrema por NBI al 4,3%. Erradicarla requiere un esfuerzo adicional en mejorar la calidad de materiales de vivienda. Por su parte la prevalencia de pobreza por NBI se reduciría en un 38%.

 

Tabla 3: Pobreza por NBI (porcentaje de hogares) – Simulación de cobertura universal de agua y alcantarillado

agua 3

 

Ahora algunas ideas para la reflexión:

 

  • Para alcanzar el objetivo de erradicar la pobreza extrema es necesario que los GAD Municipales prioricen en sus Planes de Desarrollo y Ordenamiento Territorial (PDyOT) proyectos de agua segura y saneamiento. En este punto, solo la exigencia de la ciudadanía puede lograr que las prioridades sean las adecuadas.
  • Es necesario un plan nacional que garantice la elaboración de estudios (pre-inversión) y el acceso a recursos. El financiamiento desde el Banco del Estado debe darse priorizando aquellos territorios con mayor necesidad, y no necesariamente aquellos con mayor “capacidad de pago”. Mucho se ha hecho, pero aún estamos lejos de cumplir la meta.
  • No se trata de proveer de tuberías, sino de agua segura y de servicios de eliminación de excretas y gestión integral de desechos sólidos y aguas residuales. Es necesario garantizar calidad e integralidad en los servicios, con pertinencia territorial. Es necesario implementar sistemas alternativos (e innovación) diferenciando zonas con poblaciones concentradas y aquellas dispersas, y ser pertinentes con el medio ambiente.
  • La sostenibilidad de estos servicios pasa por fomentar el consumo responsable. En el país desperdiciamos el agua. El agua es vida, hay que cuidarla. En parte, el problema es que se paga muy poco por estos servicios. Es indispensable que los GAD Municipales generen los mecanismos de cobro adecuados y establezcan tarifas que garanticen la sostenibilidad de los servicios con estándares de calidad al más alto nivel.
  • La prestación de servicios domiciliarios es competencia exclusiva de los GAD Municipales, pero el agua y el saneamiento requiere políticas nacionales, integrales, para la gestión de fuentes de agua, su distribución a distintos usos (e.g. consumo humano y producción) y el manejo de cuencas hídricas. Es necesario contar con una política nacional de agua y saneamiento elaborada con participación ciudadana y de manera conjunta entre GAD, SENAGUA, Ministerio de Ambiente, MAGAP, Ministerio de Salud y SENPLADES. Si bien hay competencias exclusivas, es indispensable la articulación entre niveles de gobierno, la intersectorialidad, y la coordinación público-privada-comunitaria.


agua imagen
Leído 2893 veces Modificado por última vez el 01 Jun,2014
Valorar este artículo
(1 Votar)
You are here:   HomeBlogPaís PosiblePais Posible BlogAgua y saneamiento para erradicar pobreza