250
The lodge

Pais posible

PROPUESTAS QUE CONSTRUYEN

De minas y petróleos

Escrito por 15 Jun,2014

Por: @andresmideros

 

Saliendo del círculo de comodidad, esta reflexión va desde el conocimiento general, la intuición y desde mi historia de vida. Si hubiese vivido otra vida, quizá pensaría diferente. Después del cacao y del banano, el petróleo ha sido el motor del “desarrollo” ecuatoriano. En la historia económica nacional cada uno tiene su propio “boom”. Ahora se planifica el “boom” industrial y el de la innovación. Hasta se escriben libros. Esperemos que tanto ruido se concrete.

 

La visión de unos plantea aumentar el valor agregado, generar industria. Por otro lado, se dice que se busca pasar de una economía de recursos limitados a una de recursos ilimitados (i.e. el conocimiento). Unos entran en la lógica del capital industrial y dicen que usaremos “el extractivismo para salir del extractivismo”. Es decir, quieren explotar los recursos naturales para generar ese “sueño” industrial. Otros prefieren fomentar la innovación y la “economía social del conocimiento” (i.e. el conocimiento como bien público). Por su parte, en este escenario, las voces que defienden los derechos de la naturaleza y las que ponen como prioridad la erradicación de la pobreza cada día hablan más bajo. Otras voces, sensatas (en mi opinión), han dicho que “cambiar la matriz productiva es un medio, no un fin”. Seamos coherentes: ¡el fin es el Buen Vivir! Para lograrlo hay que erradicar la pobreza y lograr equilibrio y armonía con la naturaleza. Así que esperemos que esas voces recuperen espacio en la escena.

 

Si cambiar la matriz productiva es un medio ¿cuáles son los fines?. Algunas ideas: i) lograr pleno empleo (en condiciones de trabajo digno), ii) generar recursos para la provisión de “bienes superiores” (aquellos que garantizan derecho: agua, salud y educación, entre otros, y iii) garantizar la producción, circulación y consumo de bienes y servicios necesarios para satisfacer las necesidades de la población. Esto en un marco de respeto a los derechos de la naturaleza (que a la larga es el derecho a la vida de todos y todas), el logro de la inclusión y equidad social y el auspicio de la igualdad. En el camino es indispensable fomentar la inversión pública y privada, y generar nuevos pactos y alianzas público-privada-comunitarias, estableciendo con claridad el rol de cada economía (la pública, la privada y la popular y solidaria) y sin perder aquel principio de poner al ser humano sobre el capital. Cuidado, porque hay muchos riesgos.

 

Llegamos a las minas y el petróleo. Recursos que encontrándose en su estado “natural”, necesitan ser “extraídos” para poder ser utilizados. Hay varias preguntas que un ciudadano, experto o no en minas y petróleos, puede tener. ¿Qué recursos tenemos? ¿Cuánto? ¿Dónde están ubicados? Preguntas iniciales de diagnóstico que son fundamentales para entender el tema. Hay recursos que no amerita explotar y territorios donde no se lo debe hacer. En territorios ecológicos no se deben permitir minas, canteras ni pozos petroleros; ya sea por la fragilidad de los ecosistemas o por garantizar los derechos de pueblos y comunidades. En este punto es necesario consolidar pactos sociales, ambientales y fiscales, que se sostengan gracias a la construcción de poder popular.

 

Superadas estas preguntas, hay que saber que se quiere hacer con los recursos a “explotar”. Mal haríamos en extraer minerales para venderlos en el mercado internacional, peor hacer lingotes y salir a los mercados de especulación internacional. Esto sería matar a la “gallina de huevos de oro”, convirtiendo recursos naturales en liquidez de corto plazo. La explotación de recursos naturales (cuándo y dónde amerite) se debe realizar minimizando impactos (negativos) en el ambiente y pensando en largo plazo, es decir para satisfacer de manera sostenible las necesidades de la población. Se debe pensar en lograr insumos para fomentar la industria nacional (e.g. cobre para cables y tuberías); y pensar la industria nacional para la satisfacción de las necesidades nacionales. No se trata de extraer todo el oro (por decir un ejemplo) solo porque hay oro; no se trata de hacer industria para salir a vender y hacer ganancia (de capital).

 

Cambiar la matriz productiva tiene sentido únicamente si se la piensa para los seres humanos. El uso de recursos naturales debe hacerse pensando en el largo plazo: poniendo al ser humano (la gente) y a la naturaleza (la vida) sobre el capital. Es necesario construir planificación prospectiva para marcar el camino hacia el Ecuador del Buen Vivir. Es indispensable que la sociedad se involucre, para resolver las tensiones y contradicciones que existen.

Leído 3256 veces Modificado por última vez el 15 Jun,2014
Valorar este artículo
(1 Votar)
You are here:   HomeBlogPaís PosiblePais Posible BlogDe minas y petróleos